Manteca de karité cruda y orgánica

Una maravilla extraída del karité o “árbol africano de la mantequilla”:

La manteca de karité Naturandia, la mejor del mercado, cuesta apenas 300 pesos.
  • La manteca de karité Naturandia, orgánica y cruda, es importada de África y no contiene ninguna sustancia añadida. Es la mejor manteca de karité disponible en el mercado y puede ser adquirida aquí por solo 300 pesos, en presentación de cuatro onzas.
  • Es excelente para humectar la piel y el cabello y para prevenir y tratar estrías, arrugas y acné.
  • La manteca de karité sin refinar es rica en vitaminas A, E, F y K.
  • La vitamina E equilibra y normaliza la piel. Ayuda a mantenerla limpia y saludable. Es especialmente beneficiosa para la piel seca o expuesta al sol.
  • La vitamina A tiene propiedades calmantes e hidratantes y proporciona colágeno a la piel saludable, para prevenir arrugas, líneas faciales y piel debilitada prematuramente.
  • Vitamina F: actúa como protector de la piel y la revitaliza. Alivia la piel áspera, seca o agrietada al contacto y ayuda a suavizar y revitalizar el cabello seco o dañado. La vitamina F está compuesta por tres ácidos grasos esenciales: linoleico, linolénico y araquidónico.

¿Qué es la manteca de karité?

Es una grasa que se obtiene de la nuez secada al sol del fruto maduro que produce el árbol del karité, que puede llegar a medir 15 metros de altura y vivir hasta 300 años produciendo frutos. El Karité es un árbol que crece en la sabana de países del oeste africano como Burkina Faso, Costa de marfil, Mali y Sudán. Su árbol es considerado sagrado y tradicionalmente sólo se usaban las frutas que habían caído al suelo. Además estos frutos se podían recoger sólo por mujeres de acuerdo a las tradiciones locales.

La manteca de karité se ha utilizado en África y en muchos otros lugares durante años para el cuidado de la piel y el cabello. También tiene una larga historia de uso medicinal, como en el cuidado de heridas e incluso en el tratamiento de la lepra.

La manteca de karité es naturalmente rica en vitaminas A, E y F. Ofrece protección UV (es SPF ~6) y proporciona a la piel los ácidos grasos esenciales y los nutrientes necesarios para la producción de colágeno.

La Manteca de Karité también es conocida como Shea Butter y su INCI (Nomenclatura Internacional de Ingredientes de Cosméticos) es Butyrospermum Parkii Butter, es el nombre que aparece en el etiquetado de los productos cosméticos que la contengan.

Solo la manteca de karité orgánica, cruda y pura otorga beneficios a piel y pelo.

Beneficios de la manteca de karité

Hidratante: La concentración de vitaminas y ácidos grasos naturales en la manteca de karité la hace increíblemente nutritiva e hidratante para la piel. A menudo se utiliza para hidratar la piel seca y para ayudar a proteger los aceites naturales de la piel.

Reduce la inflamación: Un estudio del 2010 encontró que debido a su ácido cinámico y otras propiedades naturales, la manteca de karité era antiinflamatoria. Se encontró que un compuesto en particular, el cinamato de lupeol, reduce la inflamación de la piel e incluso ayuda potencialmente a evitar las mutaciones de la piel. Esto también lo hace beneficioso para algunas personas con acné.

Es un potente regenerador celular: Contiene vitamina F (nombre que se le da al conjunto de ácidos grasos insaturados (la serie omega 3 y omega 6)) y son vitales, ya que no los elabora nuestro cuerpo y hay que aportarlosa través de la alimentación y productos naturales como el karité. La carencia de esta vitamina se manifiesta por la descamación en la piel y la sequedad en uñas y cabello.

Contribuye al alisamiento de la piel: La manteca de karité ayuda en la producción natural de colágeno de la piel y contiene ácidos oleico, esteárico, palmítico y linolénico que protegen y nutren la piel para evitar su sequedad. Con el uso continuado de la manteca de karité, la piel se suaviza y fortalece, reduciéndose las arrugas y las finas líneas de expresión.

Maneras de utilizar la manteca de karité

La manteca de karité es uno de los ingredientes de belleza natural más versátiles y seguramente la utilices diariamente de alguna forma, ya que la podemos encontrar como ingrediente en multitud de productos cosméticos o en manteca pura. Además la mejor noticia es que la manteca de karité es beneficiosa para todo tipo de pieles: pieles grasas, secas, sensibles o mixtas; es un sorprendente ingrediente natural que hidrata intensamente, aportando la humedad adecuada y protege nuestra piel de las agresiones externas (frío, viento, sol, agua salada o clorada), dándole un aspecto radiante y saludable.

Para el rostro:

  • Ideal para combatir el acné, ya que contiene Vitamina A que regula el exceso de producción de sebo, además proporciona de manera efectiva humedad sin tapar los poros de nuestra piel.
  • La manteca de karité protege y calma los labios. La mejor solución para los labios agrietados.
  • Es considerada como uno de los mejores eliminadores de arrugas, muy recomendado para el contorno de ojos y reductor de bolsas y ojeras.
  • Realmente efectivo para irritaciones de la nariz durante un resfriado o gripe.
  • Los hombres la pueden emplear como tratamiento para después del afeitado, para calmar las pieles irritadas.
  • Se puede utilizar la manteca pura en los párpados antes de aplicar el maquillaje para las sombras de ojos queden fijas.
  • Antes de aplicar la base de maquillaje, nuestro maquillaje permanecerá intacto durante horas.

Para el cuerpo:

  • La manteca de karité está llena de nutrientes, incluyendo la vitamina A, que tiene muchas propiedades curativas y se utiliza para ayudar en el tratamiento de manchas, arrugas, eczemas y dermatitis.
  • Ayuda de forma natural a la producción de colágeno, por lo que se considera un potente cicatrizante que ayuda a curar las heridas.
  • Actúa como un anti-irritante para pieles con tendencia alérgica o con rojeces.
  • La manteca de karité se puede utilizar como un protector solar de bajo grado.
  • Después de la exposición al sol o a la playa para reponer la piel, además consigue que el bronceado se prolongue durante semanas.
  • Es muy utilizada como base para desodorantes caseros.
  • Aplicada como mantequilla de masaje, produce un aumento en la circulación sanguínea de la zona y la desintegración de la grasa acumulada, reduciendo la piel de naranja o celulitis.
  • Para prevenir las estrías, ya que aporta elasticidad a nuestra piel, por lo que es altamente recomendable durante el embarazo y el periodo de lactancia.
  • Como producto natural para el cuidado del bebé, ideal para combatir la dermatitis del pañal ya que protege la sensible piel de nuestro bebé y la regenera.
  • Como crema natural para las cutículas y para mantener las uñas hidratadas y fuertes.
  • Se puede utilizar después de la depilación con la maquinilla o con cera, ya que calma y regenera la piel.

Para el cabello:

  • Recupera el brillo del cabello y aporta un extra de suavidad y flexibilidad.
  • Aporta la humedad necesaria para tratar el cabello seco o dañado.
  • Regenera el cuero cabelludo y lo protege de irritaciones, incluso combate eficazmente la caspa.
  • Ideal para el pelo con frizz y para sellar las puntas abiertas, ya que el karité aporta una profunda hidratación.
  • Utilízala en verano para proteger tu cabello del sol, de la sal y el cloro de la piscina.
  • Deja el cabello protegido y dócil para quienes utilicen plancha cerámica para el alisado.
  • Asimismo, el aceite de karité es utilizado como base para aceites esenciales.

Más videos sobre el uso de la manteca de karité